lunes, marzo 03, 2008

La niña de papá

Me desaparecí del blog hace mucho rato, en gran parte por mi embarazo que en algún momento se volcó complicado y porque mi papá tiene cáncer. Al principio me daba lata hablar de aquello, pero hace una semana mi viejo tuvo su última quimio y espero con todo el corazón que el protocolo que planeó el oncólogo haya funcionado y el puto linfoma se haya ido de nuestras vidas. Gracias a Dios mi papá está bien motivado a dar la pelea y una de las razones principales es mi Amalia. Cuando se detectó el asunto yo tenía 4 meses y mi Amalia intrauterinamente acompañó a su abuelo religiosamente a todas las quimio de esa etapa y ya afuera le brinda una sonrisa de ánimo cuando se prepara para iniciar alguna. Abuelo y nieta se aman locamente, se miran largamente y parecen enamorados, claramente yo dejé de ser la niña de papá para cederle con todo el amor del mundo ese puesto a mi hija.
burtonbk
PD: Gracias a los que aún se acuerdan de mí, trataré de postear más seguido y contestar, pero ténganme calma, besos.

13 comentarios:

Laura Virtual dijo...

No ha sido literario ni tiene pretenciones de ser estilístico... pero ha sido tan de verdad, tan de corazón, que es el más lindo de toso tus post.
Yo se que mi amiga en el último tiempo se ha diluido: un poco en su hija, otro poco en su padre... pero siempre entregando amor, el cual mientras más se da, más se multiplica.
Por eso tu marido y todos tus amigos te queremos muchísimo más...
Un gran abrazo

carlota dijo...

creo que tu amiga laura tene razon, uno en la vida esta para eso para humanizar , la idea es que uno valla sumando gente en el transcurso de su vida y no lo contrario.
saludos
io

Daniel dijo...

Es increible la capacidad que tienen abuelos y nietos para entenderse, como si siempre hubieran estado juntos.
Me alegro y espero que todo salga muy bien con la enfermedad de tu padre.
Saludos

Laura Virtual dijo...

Debo señalar que la blusa con que aparece la Amalita en la foto,
la hizo su madre con sus propias manos... y no lo cuenta de puro modesta.
Tenía que decirlo
;)

Rodrigo dijo...

sabes?...tu padre es doblemente afortunado.

sabes? imagino que los ojitos de Amalia tienen toda la luz que la fuerza de la mamá han sido capaces de transmitirle.

Quizás por eso el abuelo se queda allí largamente, se queda para vivir más, para saberse doblemente amado...

sabes? tu padre es doblemente afortunado.

te dejo un gran y emocionado abrazo.

Jessica dijo...

Amiga, me has remecido con tu post. Lo de tu padre ha sido una gran lata, pero tengamos fe en que el linfoma, como tú dices, desaparecerá. Amalita está preciosa con esos como tules... se parece mucho a ti.

Marce Mercado dijo...

... querida, y yo que hoy cumplo 14 años de maternidad...
lloro...no de las palabras...
sino que de la imagen...

Dios, pero qué bella que es !!!!!!

Besos millones para los padres y para la Amalita...

Marce

Cabrito dijo...

que bueno que estes feliz un hijo debe ser la mayor bendicion de todas nos vemos chaus

Hernán Fco. dijo...

BortonBOMBON:

Pero que maravilla, me haces recordar mi maxima felicidad cuando nació mi hija la cual al igual que mi hijo , vi macer, es lo máximo, mis mejores deseos de felicidad, ya mi hija está a dias de ser arquitecto, te deseo el colmo de las alegrias y disfrutala cada segundo, ¿le traeras compañía? tantan, un abrazo cariñoso y saludos a tu Padre, que no pierda la garra...

Lula Towanda dijo...

Enhorabuena Burtonbk. He estado largo tiempo sin cotillear por blogline y me cabo de encontrar con tu blog con actividad y una preciosa niña.
Se te ve contenta con la maternidad.
Me alegro que tu padre esté mejor.
El pasado 25, tuve mi hijo académico: terminé mi master y ahora soy una tesista.

Anónimo dijo...

Ola Bianka...

Mucho tiempo si hablar, saludos para ti para para el Oscar y para tu niñita..

que esten bien los tres, y fuerza por lo de tu papá...

Saludos..

Leo

Omar Reyes Osuna dijo...

Yo ando igual de desaparecido, pero siempre me doy una vuelta por la casa de mis amigos, Amalia se ve hermosa. Te mando un abrazo extensible a tu padre.

Saludos.

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Amalia es un motivo más que suficiente para luchar y vivir.