viernes, septiembre 15, 2006

ADIÓS ORIANA FALLACI

Acaba de morir una de las mejores entrevistadoras de la historia, la sagaz Oriana Fallaci, murió en su ley y su familia ha declarado que no hará nada, pues ella lo pidió estrictamente y han sido pocos los que se atrevieron a enfrentar sus duras sentencias, que equivocadas o no siempre fueron valientes.

Tengo sentimientos encontrados, pues soy parte de su público que ya no la admiraba como en otrora debido a su odio a toda la cultura musulmana. Antes de la universidad, sólo había leído de ella, “Carta para un niño que nunca nació”, pero no lograba comprender en profundidad el contexto de este relato, una vez que me interioricé más en su obra y leí “Un hombre” y “Entrevistas con la Historia” recién pude comprender los desgarradores textos de la Fallaci.

Admiré siempre su forma frontal de entrevistar y me gustaba además su pluma llena de matices opinates y punzantes, sin embargo desde que comenzó a caminar por el encontrado camino del cáncer, desde sus corresponsalías en la guerra del golfo, sus relatos comenzaron a tomar un desgarrador odio hacia todo lo que oliera a medio oriente y comencé a sentir que su escritura ya no tenía matices sino que se había vuelto completamente subjetiva y dogmática y no compartía esa posición tan radical. Tengo amigos que llegaron más lejos y botaron sus libros a la basura, acusándola de traición, de inconsecuencia y de darse vuelta la chaqueta radicalmente de la izquierda a la derecha extrema y capitalista y le llamaban Oriana Falacia o la bruja Fallabush, por su cercanía a los designios de Bush en su fundamentalista lucha al terrorismo islámico

No obstante, si le doy una vuelta la llego a comprender, para mí la Fallaci no fue una traicionera, sino sólo una mujer que se dejó llevar por la pasión que siempre la caracterizó. Recuerdo que desde la época de la operación de su primer cáncer, leí una entrevista donde culpaba de su enfermedad a la guerra del golfo y contaba que convaleciente había insultado a su tumor en la sala de operaciones y le habría amenazado de que no había podido con ella, lo cual es sólo una reafirmación de que enfocó todo su rabia y odio por su padecer en el mundo musulmán. Esto desde mi perspectiva es congruente con la forma en que decidió vivir su vida, siempre frontal, siempre buscando un enemigo con el cual enfrentarse con duras preguntas y desarmarlo con sus palabras y acusaciones.

No soy capaz de juzgar el cómo decidió pasar su existencia y el si fue o no incongruente, sólo sé que vivió la vida con pasión y valentía y probablemente esas banderas que me hicieron admirarla, también la enceguecieron, mas vivió y murió en su ley y aunque no quisiera nada para cuando dejara de existir esta es mi forma de decirle: Adiós Oriana y gracias por los momentos de deleite que me diste con tus relatos.

burtonbk

11 comentarios:

Jessica dijo...

mmm.. sentimientos bastante encontrados con la muerte de la Fallaci, de la que hoy muy temprano me enteré. Había pensado también escribir sobre ella, y rescatar algunos episodios como su uso de las faldas cortas, o su fracasado amor con el de la resistencia, en fin. Una mujer valiosa, con reflexiones e ideas que no nos dejan indiferentes.

Omar Reyes Osuna dijo...

No tenía idea de todo lo que has escrito sobre ella, será porque nunca me llamó la atención o tal vez porque solo leí "Carta a un niño que nunca nació" o tal vez porque cuando lo leí estaba re chico, debo haber tenido como 12 años.

En fin, ahora que murió y gracias a este post creo que voy a leer un poco más de ella.

Saludos.

O.R.O.

Omar Reyes Osuna dijo...

Ahh!!! Feliz 18 y cariños a Don.

O.R.O.

cristian dijo...

También soy un admirador de la inteligencia y agudeza de Oriana Fallaci, en especial de sus ultimos 3 libros,los que no considero que estén impregnados de un odio irracional hacia lo islámico, sino más bien de una prudente y necesaria actitud de defensa ante una religión para la cual (según algunos de sus representantes, los fundamentalistas) nosotros, los no musulmanes, somos infieles indignos de la vida y merecedores de la muerte. Si se leen los libros, vemos que de irracional su postura no tiene nada,es bastante fundada, tal vez sólo que generaliza demasiado su temor acerca de todo lo musulmán.
Y más que a lo musulmán, su crítica más certera va dirigida a la izquierda socialista mundial, desnudando todos sus oscuros propósitos escondidos tras frases cliché como democracia, tolerancia, derechos humanos, pacifismos, etc. Ese es su gran mérito; mostrar lo vacío y peligroso de su mensaje, que busca con ahinco destruír la civilización occidental y cristiana, tal vez con mayor odio incluso que los musulmanes.
Aparte de estupideces como llamarla "racista", no he escuchado a nadie que contraagumente en forma convincente sus observaciones.
Tal como dice en un libro, "la verdad no siempre está en el medio. A veces está a un solo lado".
Le dediqué también un post con admiración en el día de su esperada muerte.

Lula Towanda dijo...

La Fallaci tenía mucha fuerza en su escritura pero también mucho odio y rencor.
No dudo que sus experiencias la llevaron a eso y que hablaba con conocimiento de causa, pero creo que había perdido toda la objetividad.
Por lo demás tuvo la suerte de vivir una vida intensa.

LAnita dijo...

Luego de leer tus palabras me reconcilio con la imagen que tenía de la Fallaci. Pero me cuesta digerir la rabia de su discurso.
Abrazos cariñosos...primera vez que busco donde celebrar un 18!

Nathalia dijo...

Felices fiestas
saludos

Don Chere® dijo...

Me tocó leer un libro de ella no me gusto, pero buen homenaje a esta periodista que ya quisieramos muchos tener la trayectoria que ella se hizo...

Le gano su marciano como ella llamaba al cancer.-

Cuidate.-

Mis Nuevos Aires dijo...

una lástima su muerte..
Y es así.. al final no somos nadie para juzgar..

Cariños!! y espero que hayas pasado un gran fin de semana!!

propenso dijo...

Me propuse como meta personalleer algun libro de ella...me entere que era wena...lastima que murió.

chau

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Leo poco,sin embargo de ella había leido bastante.Nunca entendí como una mujer tan inteligente,podía sentir tanto odio por la Cultura Musulmana.