lunes, octubre 23, 2006

VALPO






Ay estoy tan relajada! aprovechando que mi maridito tenía obligadamente que tomarse algunos días que le quedaban de sus vacaciones o las perdía, nos fuímos unos días a Viña y Valpo.

Lo pasamos re bien y milagrosamente no peleamos nada, como suele ocurrir cuando viajamos. El clima estaba exquisito, nubladito templado como nos gusta y aprovechamos de caminar harto por el empinado Pancho, tomamos y comimos rico, descansamos y nos relajamos. Hace tiempo que no iba a a Valpo y vaya que está bonito, para que aprecien algunas fotitos.

burtonbk

PD: apenas salga del relajo contesto todos los comentarios atrasados

20 comentarios:

Don Chere® dijo...

Solo un pequeñin comment..puta que linda las fotoos..la cago..las tomaste tu?

Daniel dijo...

Buenisimas fotos. Valpo es uno de mis lugares favoritos para ir a relajarme.
Saludos

Mis Nuevos Aires dijo...

que lindoooo!! ahh y nada mejor que ir a la playa escapando de stgo..

Envidia mujer!!!
Jeje.. Buena semana para ti!

Cariños!

FuriosaCanifru dijo...

Me da envidia!!!!!!!!!!!

Igual que gueno que lo pasaste bien.

¬DonKaoss ® dijo...

Notables las fotos niña Burton, me hiciste recordar mis tiempos mozos cuando otrora trabaje por esos lares.

maravilloso valpo... unico, grande, nuestro ¡

Hernán Fco. dijo...

Hola Lady Burton, me todrías haber dicho que ibas a Valpo, te habría tapado a picadas de las mejores...
Oye estube en cana, anda a verme...

Hernán Fco. dijo...

estuve, estuve, estuve...es que estaba pensando en un tubo...

Lula Towanda dijo...

Pues yo estuve en Valparaiso de Abajo, Cuenca, España el domingo pasado :-)
Me quedo con el de Chile.
Preciosas fotos

La Hormiguita Cantora dijo...

la raja poder tomarse unos diítas con "er marido". sobre todo si se disfrutan y pasan con gloria, léase 0 peleas, etc etc (ñaca ñaca) xD

Olie dijo...

Felicitaciones por el viajecito, "Pancho" es una de las pocas ciudadades grandes, pero todavía auténticas, de nuestro Chile.

Olie

SDVB dijo...

...esas imágenes me parecen un tanto familiar, me recuerdan mi breve paso por vlpo. x estudio.


Salu2

LAnita dijo...

Qué lindas fotos, rescatas ese Valpo único y nostálgico. No puedo dejar de leer tu blog, me he detenido tb. en tus relatos pasados y tienen esa lucidez, inteligencia y agudeza
que en definitiva eres tú. Un abrazo enorme y tus palabras me han hecho muy feliz, sobretodo pq conozco de tu exquisito gusto. Besos.

Gata con SuerT dijo...

ooohhh que bonitas fotografias, qye ganas de relajarse igual, y en buena compañia...
Bien por usted
La leooo

Rodrigo dijo...

saludos cariñosos, que bueno lo del descanso...a mi me queda un rato antes del relajo, por ahora estoy volviendo a mis casillas, voy de advertencias y acuarelas..

abrazo.

Marianich dijo...

de lujo las fotos ;)

hace años que no voy a Valpo ni a esos lados, el próximo año tengo congreso científico allá, imperdible =P

besos!

Lilith dijo...

Ucha...
a mi ya se me olvido la playa
hace mucho tiempo que no voy...

que rico que este bien
que haya disfrutado

Besos***

Farisori dijo...

holas:

qué buena!! Valpo es una bella ciudad, probablemente mi segunda preferida, después de Valdivia
me alegro mucho que te salgan esas oportunidades para relajarte con tu marido.. y que las aprovechen, obviamente

bonitas fotos, además..

con respecto a lo último.. es decir que necesitas una pequeñita dosis de estrés para postear? jejej :)

saludos! que el bienestar se prolongue

Luis Risco dijo...

Que hermosísimas fotos... Supongo que tú las tomaste.
Suerte con los días de vacaciones. A veces vienen cargados de quizás qué cosas.
Un gran abrazo

Luis.

Omar Reyes Osuna dijo...

Y no pasaste a verme!!!, te pasaste pa chueca jajaja.

Como dice mi hija, lindas pics...

Abrazos.

O.R.O.

BELMAR dijo...

Luego de mojar su pálido rostro y ordenarse frente a un espejo roto y sucio, se deslizó por la calle desierta hasta el bar en donde sus compañeros de toda la vida continuaban poetizando el hígado y disfrutando de una delicada melodía jazz.
Entró al viejo local, besó a cada uno en la mejilla y volvió a la calle en silencio. Continuó sin prisa hacia su destino, sin dejar nada al azar: orinó en la puerta del Museo y se alejó por entre casas y escombros mientras recordaba los tiempos de La Internacional.
Fue desde aquel frío amanecer que nadie volvió a ver su caminar inexacto por las calles de la ciudad...